9/4/12

¿Cómo se originó el feudalismo?

Cuando el Imperio Romano creció al punto en que no tenía gente suficiente para garantizar la custodia de las fronteras, ligó a los inmigrantes germanos a la tierra. Estos, en un primer momento, llegaron pacíficamente huyendo de los mongoles.

Nace así el modo de producción feudal, que se puede definir por dos características básicas. La economía señorial en el campo y el trabajo artesanal en la ciudad o señorío.

En el señorío ubicamos al señor feudal y al campesino reducido a una relación de servidumbre. El señor es dueño de la propiedad y el campesino debe cumplir tareas y pagar tributos. A su vez, se le deja una parcela para que la trabaje con su familia (el mansus). El campesino está ligado a la tierra y paga sus tributos con trabajo (servicios) o especies. Es decir, debe entregar parte de su cosecha o trabajar para el señor (usualmente, entre 3 o 5 días a la semana).

Con respecto al trabajo artesanal, éste se lleva a cabo en pequeños talleres. El artesano no es un asalariado (no recibe un sueldo), sino que tiene la posibilidad de ascenso dentro de una cofradía o gremio cerrado.

[Tomado prestado de: Teresa Egger-Brass, Marisa Gallego, Historia II, Maipue, Buenos Aires, 2010, p. 87]

5 comentarios: