Páginas

9/4/12

¿Cómo se originó el feudalismo?

El feudalismo fue una forma de organización social y política basada en las relaciones de vasallaje entre los vasallos y los señores feudales. El feudalismo tiene sus orígenes en la decadencia del Imperio Romano, y predominó en Europa durante la Edad Media. El término feudalismo deriva de la palabra feudo (contrato entre los soberanos o los señores feudales y los vasallos y también territorio o dominio), que proviene del latín medieval, feodum o feudum. La palabra 'feudalismo' también hace referencia a la época feudal, que se sitúa en Europa entre los siglos IX y XV.

"Cuando el Imperio Romano creció al punto en que no tenía gente suficiente para garantizar la custodia de las fronteras, ligó a los inmigrantes germanos a la tierra. Estos, en un primer momento, llegaron pacíficamente huyendo de los mongoles. Nace así el modo de producción feudal, que se puede definir por dos características básicas. La economía señorial en el campo y el trabajo artesanal en la ciudad o señorío.

En el señorío ubicamos al señor feudal y al campesino reducido a una relación de servidumbre. El señor es dueño de la propiedad y el campesino debe cumplir tareas y pagar tributos. A su vez, se le deja una parcela para que la trabaje con su familia (el mansus). El campesino está ligado a la tierra y paga sus tributos con trabajo (servicios) o especies. Es decir, debe entregar parte de su cosecha o trabajar para el señor (usualmente, entre 3 o 5 días a la semana). Con respecto al trabajo artesanal, éste se lleva a cabo en pequeños talleres. El artesano no es un asalariado (no recibe un sueldo), sino que tiene la posibilidad de ascenso dentro de una cofradía o gremio cerrado".
(1)

Políticamente, el feudalismo se caracterizaba por la descentralización del poder, el papel influyente de la Iglesia y el poder que ejercía la nobleza a través de relaciones de lealtad y protección que ofrecían al rey a cambio de dominios y títulos nobiliarios.

A nivel social, la sociedad estaba jerarquizada de forma piramidal en estamentos sociales. Por un lado, los privilegiados, (entre los que se encontraba la realeza, la nobleza y el clero) y por otro lado, los no privilegiados (los siervos).

La economía durante la época feudal estaba basada en una agricultura y ganadería de subsistencia. La economía era de carácter autárquico, por lo que apenas existía comercio y éste se realizaba principalmente mediante intercambio. La fuente de riqueza estaba en la propiedad de la tierra, que estaba en manos de los señor feudales. El trabajo manual recaía en los siervos, que trabajaban las tierras y pagaban tributos a los señores. No había industria, sino que los productos eran realizados por artesanos en talleres.

(1) Tomado prestado de: Teresa Egger-Brass, Marisa Gallego, Historia II, Maipue, Buenos Aires, 2010, p. 87.

1 comentario: